Comunicado y propuestas ante las difamaciones y amenazas a la enseñanza pública

82

Hace unos días denunciábamos una campaña difamatoria contra nuestro
colectivo docente acusándonos de adoctrinar a nuestro alumnado para
fomentar el independentismo y la incitación al odio. Como ya decíamos,
rechazamos de pleno estas acusaciones y reafirmamos que nuestro colectivo
docente ha trabajado y trabaja para una escuela catalana libre,
democrática, de calidad, plural, intercultural, acogedora, respetuosa y
coeducadora, que transmita valores de tolerancia, respeto y fraternidad
entre todas las personas y para conseguir que no haya segregación, ni
diferencias de ningún tipo. Del mismo modo, volvemos denunciar la gravedad
de estas acusaciones que cuestionan nuestra profesionalidad y pretenden
generar una desconfianza que puede ser muy perjudicial para nuestra labor
docente y para la propia convivencia en los centros educativos.

Estos últimos días esta campaña se ha intensificado con nuevas acusaciones
falsas por parte de dirigentes políticos del partido del Gobierno del
Estado y otros partidos, entidades y medios afines. Y lo que es aún más
grave, ha venido acompañada de dos requerimientos del propio Ministerio de
Educación en el Departamento de Enseñanza por presuntos delitos y violación
de la ley por «adoctrinamiento ideológico» en los centros escolares. Estas
amenazas del Ministro de Educación en el actual contexto de represión
creciente por parte del Estado y combinadas con la activación del artículo
155 (que puede suspender la autonomía de Cataluña) pueden significar una
intervención de nuestro sistema educativo sin precedentes desde el fin de
la dictadura franquista.

Es incuestionable que desde CGT Enseñanza nos hemos opuesto reiteradamente
y activa, a las políticas educativas del Gobierno de la Generalitat en
cuanto a los recortes y la falta de democracia en nuestros centros
educativos amparada en la LEC. Pero eso no significa que nos quedemos
impasibles ante los gravísimos ataques que estamos sufriendo ahora por
parte del Gobierno del Estado, y menos aún ante su intención de tomar el
control del Departamento de Enseñanza por la fuerza con el fin de llevar a
cabo una «purga» que no sólo afectaría a los altos cargos, sino que como
toda represión, y tal como estamos viendo estos días, apuntaría también
directamente a los y las docentes y trabajadoras de la educación.

Ante la gravedad de estas acusaciones y amenazas del Estado de intervenir
nuestra escuela pública, desde CGT Ensenyament:

? Estamos estudiando diferentes posibilidades de presentar una querella,
con otras entidades y/o como sindicato, al tiempo que exigimos la inmediata
dimisión del Ministro de educación, Iñigo Méndez de Vigo.

? Instamos a los claustros, AMPAs, movimiento estudiantil a hacer asambleas
para tratar este tema y organizar una respuesta como comunidad educativa.

? En el caso de los claustros y / o asambleas de trabajadoras, proponemos
que se valore la posibilidad de convocatoria de huelga/s si finalmente hay
una intervención de la escuela pública por parte del Estado y que nos haga
llegar los resultados de este debate.

? Proponemos que se hagan resoluciones de claustros, consejos escolares,
etc, en contra de estas acusaciones y de cualquier intervención de nuestra
enseñanza pública.

? Adjuntamos dos modelos, por si los quiere utilizar: uno para enviar
directamente al Ministro de educación secretaria.ministro@mecd.es (rogamos
que también nos envíe copia a nosotros), y el otro para pedir resoluciones
de consejos escolares municipales y ayuntamientos.

? Animamos a participar en las movilizaciones contra la represión, contra
las difamaciones al colectivo docente y contra la intervención de la
enseñanza que tendrán lugar los próximos días.

CGT Ensenyament, 17 de octubre de 2017.