¿Cómo te afecta el Icetazo?

4525


De aplicarse, podría dejar sin trabajo a todos los interinos e interinas que lleven más de 3 años en activo si no aprueban las oposiciones.

Hace meses que CGT Enseñanza estamos alertando de la gravedad de este decreto y poniendo todos nuestros esfuerzos para hacer frente a su aplicación. Esta normativa aboca a las interinas a una situación de presión e inseguridad nunca vivida sobre su puesto de trabajo; si no aprueban unas oposiciones (de acceso libre), se pueden ver a la cola de una bolsa de sustituciones o incluso sin trabajo, sabiendo que no habrá prácticamente vacantes porque se habrán ofrecido todas a oposiciones libres. Todo esto, con una indemnización económica injusta que ni siquiera iguala la del sector privado.

Garantizar la estabilidad de las interinas que llevan tantos años trabajando es para CGT Enseñanza primordial y por eso rechazamos cualquier propuesta que ponga en riesgo su puesto de trabajo. Además, lo hacemos con la legitimidad del TJUE (Tribunal Europeo), e incluso con el propio reconocimiento del abuso de temporalidad por parte de los gobiernos estatales, autonómicos y el Tribunal Supremo (este último reconoce y “legaliza” el abuso, creando la figura de indefinido no fijo para las personas abusadas). ¡Ahora más que nunca, hay que estar informadas y organizadas, nos va en ello nuestro trabajo!

CGT Enseñanza propone, como medida de estabilización, la aplicación del artículo 61.6 del EBEP, en el que se contempla el acceso a la función pública mediante un concurso de méritos de manera excepcional, de acceso restringido a las personas que ahora mismo se encuentren en abuso de temporalidad, garantizando que quienes están se queden.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

La Directiva 1999/70/CE, normativa europea que tienen que seguir todos los países miembros de la UE, dice que la temporalidad de todas las contrataciones de tareas estables y estructurales tiene que ser, como máximo, de 3 años. A partir de este tiempo, la contratación tiene que ser indefinida o fijo-indefinida. En 2001 esta normativa se aplicó en centros y empresas privadas, pero no en las Administraciones Públicas. No fue hasta el pasado 21 de julio cuando el Gobierno abordó esta situación proponiendo oposiciones a diestro y siniestro para resolver el fraude de ley. Así, este decreto ha supuesto un nuevo varapalo para las interinas a las que se maltrata y se obliga a presentarse a unas oposiciones para estabilizar sus puestos de trabajo. De este modo, se responsabiliza a las mismas interinas de la situación irregular causada por la propia Administración durante años. Es inadmisible y perverso.

Después de 22 años saltándose la legislación europea de 1999, se tramita ahora el Icetazo de manera urgente en el Congreso (RDL 14/2021) y se hace caso omiso de plataformas de trabajadoras y juristas que alertan de que su aplicación supondrá (en la práctica) un ERE público. No podemos olvidar que el decreto avanza también gracias al apoyo de los sindicatos CC. OO., UGT y CSIF, que se han dedicado a confabular con el Gobierno en contra de centenares de interinas en abuso de temporalidad para poder seguir engordando sus arcas con los ingresos que obtienen con los cursos de oposiciones que ofertan cada convocatoria.

A estas alturas, todo el mundo tiene claro que ha habido abuso de temporalidad. Se ha abusado de las contrataciones temporales de miles de trabajadoras interinas de todas las administraciones de España durante los últimos 20 años. Además, a lo largo de este tiempo, las plazas ofertadas en los distintos procesos de oposición han sido mínimas y del todo insuficientes para dar estabilizar a las personas afectadas, hecho que ha contribuido, en gran medida, a la situación actual.

¿Qué plantea este real decreto?

1. Cómo se regula la contratación temporal en la Administración Pública a partir de julio de 2021:

  1. El 11 de julio de 2021, Tribunal Supremo dictamina que las trabajadoras públicas en abuso tienen que ser consideradas indefinidas no fijas. Legaliza así el abuso cometido por la Administración.
  2. Se tendrán que convocar procesos de concurso oposición de turno libre en el tiempo necesario para estabilizar aquellas plazas antes de incurrir en abuso de temporalidad.
  3. Si la persona que ocupa la vacante no aprobara las oposiciones, será indemnizada con 20 días por año trabajado, hasta 12 mensualidades máximo, tan solo considerando su último contrato o nombramiento.
  4. Las bolsas de sustituciones se regularán a partir de una nota mínima establecida y será por orden de esta nota.
  1. Hay 1 año de demora para adaptar el decreto en los cuerpos estatales de Educación y Sanidad. A pesar de que en este punto es incierto, no se podrá desmarcar de la norma previa establecida.

2. Cómo se resuelve la situación de las miles de personas en situación irregular por haber sido contratadas en abuso de temporalidad:

  1. Se pretende estabilizar las plazas, no a las personas contratadas en abuso de temporalidad, puesto que la oposición es libre y alguien que haya prestado servicios a la Administración también puede ganarla.
  2. Antes de diciembre de 2021 tienen que estar ofertadas todas las plazas ocupadas por personas en abuso de temporalidad, puesto que son plazas estructurales. La situación ha de estar resuelta, como muy tarde, a finales del 2024 (prácticamente, dentro de 3 cursos).
  3. Si la persona no aprueba oposiciones y se queda sin trabajo, se la indemnizará con 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades (la normativa por despido improcedente de contratos privados establece 33 días/ año y 24 meses como máximo). Además, parece que tan solo se tendrá en cuenta el último nombramiento.
  4. Si la persona no se presenta a oposiciones, no tendrá derecho a reclamar ninguna indemnización.
  5. Las bolsas de sustituciones se regularán a partir de una nota mínima establecida y por orden de la puntuación obtenida.

Esto supone…

– Oposiciones obligatorias y eliminatorias.

– Indemnizaciones exiguas o nulas (inferiores que para los contratos privados).

– Más de 36000 docentes afectados en Andalucía.

– No se garantiza la estabilidad (la mitad de las plazas sacadas a concurso en las últimas oposiciones fueron ganadas por personas con menor experiencia laboral).

– No se reconoce a quienes hubiesen aprobado anteriormente sin plaza.

Y ahora, ¿qué? ¿Qué posibilidades hay?

A pesar de que ya esté vigente, el Icetazo se aprobó con la condición de que fuese tramitado en el Congreso como proposición de ley por vía de urgencia. Esto permite que se presenten enmiendas encaminadas a garantizar la estabilidad de las trabajadoras públicas que ocupan una vacante para blindar su continuidad en el trabajo, como sucede en las empresas privadas.

¿Qué propuestas se están haciendo en este sentido?

  1. Propuesta de CGT. Proceso de concurso de méritos vía 61.6 del EBEP (Estatuto Básico del Empleado Público) restringido basado en la experiencia en la administración convocante.
  2. Propuesta del Tribunal Supremo. Fijeza directa vía contrato indefinido fijo hasta la jubilación.
  3. Propuesta de la Expresidenta del Tribunal Constitucional, Emilia Casas. Creación de una nueva figura contractual (“personal público estabilizado”) a extinguir hasta la jubilación de la trabajadora. La mayor dificultad de esta propuesta radica en que haría necesario legislar de nuevo.
  4. En caso de pérdida del puesto de trabajo (despido), indemnización de 33 días por año trabajado hasta un máximo de 24 mensualidades.

La situación es grave y hay poco margen para valorar de qué manera nos afectará el decreto. Quieren sacar a oposiciones todas las vacantes que ahora mismo están sin cubrir (según los datos de las últimas convocatorias, tan solo el 50% de las personas que aprueban las oposiciones tienen más de 3 años de experiencia, es decir, se encuentran en abuso de temporalidad).

Es imprescindible compartir esta información con todas las personas afectadas que conocemos y que podamos transmitir la gravedad de la situación en que nos encontramos. Hagamos asambleas en los centros, pongamos el problema encima de la mesa. Hablemos y evidenciemos la injusticia que sufrimos en todas partes, pero especialmente en nuestro centro de trabajo en el cual estamos destinadas.

Necesitamos organizarnos. Somos muchas las afectadas (alrededor de 36000 docentes interinas, cerca del 40% de todo el profesorado) y organizadas podemos parar esta vulneración flagrante de nuestros derechos laborales. Nos tienen que escuchar y garantizarnos la estabilidad en el puesto de trabajo.

¡EL MOMENTO ES AHORA!

¡INFORMÉMONOS,ORGANICÉMONOS Y LUCHEMOS POR NUESTRA ESTABILIDAD!

¡MOVILICÉMONOS YA!