CGT SE MANIFIESTA EN DEFENSA DE LA ESCUELA PÚBLICA

93

Con el lema “Sí a la pública. No a la privatización mediante conciertos” ha tenido lugar este sábado la primera movilización que sobre este asunto se hace en Andalucía, dejando en evidencia el problema que está generando la ampliación de la red concertada a costa de la pública.

Con la participación de todos los sectores de la educación ha habido una gran respuesta de la ciudadanía en las ciudades donde se ha convocado.

Solo el pasado curso se cerraron en Andalucía 332 unidades en Infantil y 82 en Primaria, mientras la enseñanza privada sostenida con fondos públicos en nada notó la bajada de alumnado por motivos demográficos. Ello es debido al blindaje que para la misma ha implicado la concertación en los últimos cursos y que se renovará a partir de enero por 6 años con la modificación que introduce la LOMCE en este sentido.

Esta situación está llevando a que la media del peso de la privada concertada en las capitales y grandes ciudades andaluzas se acerque al 50%. En ciudades como Granada en Infantil hay solo un 42% de oferta en centros públicos y un 38 % en Primaria. En Cádiz las cifras están en torno al 60% a favor de la concertada.

CGT defiende la existencia de una única red de centros públicos que absorba a la concertada, nacida como subsidiaria de la pública en los años 80 bajo los gobiernos del PSOE. En tanto esto no sea posible, no se entiende que la única que soporte el peso de la bajada de natalidad sea la red pública mientras se mantienen las unidades de la concertada y se amplían a etapas no obligatorias.

El jueves la Consejera de Educación declaró en el Parlamento que no prevé establecer con-ciertos con nuevos centros docentes. Esto entra en contradicción, por ejemplo, con el hecho de que en Huelva capital se haya concedido un solar en la céntrica zona del Ensanche para la construcción de un nuevo centro concertado. Adelaida de la Calle no puede escudarse en la LOMCE puesto que en estos treinta años la Junta de Andalucía no ha tenido el coraje de apostar decididamente por la escuela pública sino que ha permitido el paulatino deterioro de la misma con falta de inversión, per-sonal, planificación, dotación, etc.

Por todo ello, CGT exige que no solo no se pierdan unidades en la pública sino que se recuperen las perdidas en los últimos cursos. Algunas medidas que debería poner en marcha la Consejería de Educación serían la bajada de las ratios o la realización de desdobles. Con estas y otras medidas sí demostraría esa repentina preocupación que ayer manifestaba ante el Parlamento. Finalmente, esta Organización se posiciona en defensa de una escuela pública, laica e inclusiva frente a una concertada, exclusiva, segregadora y, en su mayoría, católica.