CGT pide respeto para el profesorado interino y aspirantes a plazas de Conservatorio

86

CGT denuncia que, de llevarse a cabo la convocatoria prevista para este año, los colectivos de profesorado interino y aspirantes a plazas de conservatorio y artes escénicas se verán severamente perjudicados por el efecto llamada y por la consecuente desproporción entre el número de opositores y plazas ofertadas. CGT cree esencial luchar por la recuperación del empleo destruido, por la ampliación de las plantillas y por la mejora de la calidad de la educación pública en Andalucía..

Con la excusa de la crisis económica se redujo drásticamente la tasa de reposición a un exiguo 10%. El Real Decreto Ley 14/2012 contribuyó de una manera decisiva a la destrucción de empleo público en la enseñanza ya que establece, con carácter excepcional, la ampliación de la jornada laboral del profesorado y de la ratio del alumnado. Desde entonces nuestro sindicato viene denunciando y exigiendo la ampliación de la tasa de reposición y la derogación del citado Real Decreto, ya que suponen una de las mayores agresiones que los servicios públicos han sufrido en los últimos tiempos.

CGT ve positivo el reciente anuncio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de que las comunidades autónomas puedan convocar oposiciones gracias a una tasa de reposición del 100% pero, sin embargo, manifiesta su preocupación ante el hecho de que Andalucía sea la única comunidad junto con Baleares que haya convocado este curso oposiciones para profesorado de conservatorios y artes escénicas, con el consiguiente efecto llamada y la más que previsible desproporción entre opositores y número de plazas ofertadas.

CGT ha defendido históricamente la estabilidad del profesorado interino y mantiene abierta una campaña por la conservación de las notas de las oposiciones aprobadas, aboga por nuevas medidas que garanticen la estabilidad laboral (como ya hubo en 2011) para un colectivo especialmente vulnerable como son los interinos mayores de 55 años y siempre ha reivindicado un sistema de acceso diferenciado que permita conciliar los legítimos derechos de quienes optan a un puesto de trabajo en la educación pública y quienes ya están demostrando su capacidad como profesorado interino con tiempo de servicio.