CGT exige que se cumpla la Ley de Memoria Histórica en los centros educativos de Córdoba

46

Cuatro años después de que la Ley de Memoria Histórica andaluza comenzara a ser una realidad, aún perviven en numerosos centros escolares de la provincia de Córdoba nombres alusivos a la dictadura franquista. Así lo denuncia la Confederación General del Trabajo, CGT, que insta a las autoridades andaluzas a que cumplan con la legalidad, retirando dichos nombres y dando a los centros una nueva denominación, relacionada con personajes, lugares o hechos de claro cariz democrático.

El sindicato recuerda que existen nombres de golpistas en el CEIP Laureado Capitán Trevilla, de Adamuz; en el CEIP José María Pemán, o en el IES Juan de la Cierva, de Puente Genil. Durante el período franquista también se construyó en Cabra el IES Felipe Solis Villechenous, nombre del padre de José Solis Ruiz, delegado nacional de sindicatos en aquel momento. Dentro de la capital tampoco faltan ejemplos de nombres que rinden honores a miembros del régimen: el CEIP Alcalde Jiménez Ruiz, quien ostentó el cargo entre 1930-31 y 1941-43, el CEIP Alcalde Pedro Barbudo, personaje que también fue vicepresidente de la Diputación al terminar la Guerra Civil, o el CEIP Cronista Rey Díaz, quien fue nombrado para desempeñar diferentes cargos tras el levantamiento militar, varios de ellos en el ámbito propagandístico. Uno de sus cometidos fue informar acerca de personas que pudieran llegar a ser depuradas.

La Ley de Memoria Histórica de Andalucía, publicada en el BOJA nº 63 del 3 de abril de 2017 y en el BOE nº 95 del 21 de abril del mismo año, ilegaliza en su artículo 32 el mantenimiento de nombres y símbolos golpistas y franquistas, al mismo tiempo que insta a las autoridades competentes a adoptar las medidas necesarias para proceder a la retirada o eliminación de los elementos contrarios a la Memoria Democrática de Andalucía.