CGT EXIGE LA SUPRESIÓN INMEDIATA DE TODOS LOS CONCIERTOS EDUCATIVOS

98

#SuprimirConciertos
Desde CGT proponemos la supresión progresiva de todos los conciertos con
centros privados. Empezando por los centros privados religiosos y elitistas
que segregan por sexo y por los que cobran cuotas ilegales o excluyen al
alumnado con necesidades específicas.

EL ORIGEN DE LOS CONCIERTOS EDUCATIVOS.


La estructura educativa que aprobó el gobierno socialista hace 33 años con
el paraguas de la LODE (Ley Orgánica del Derecho a la Educación) y que
significó la creación de la red privada-concertada se ha ido consolidando
cada vez más. En aquellos momentos se explicó que esta propuesta nacía con
la intención de regularizar las subvenciones que había estado recibiendo la
escuela privada, sobre todo la religiosa, desde los tiempos de la
dictadura. El planteamiento se hacía en clave transitoria, justificando su
necesidad temporal, ya que argumentaban que no se disponía de capacidad
suficiente para que el sistema público absorbiera el privado de golpe. Esta
medida en principio se percibió como legítima y contó con el consenso de
una amplia mayoría que compartía la necesidad de combatir la opacidad
existente en el sistema de acceso a las subvenciones. En cambio, pasados
los años, ya tenemos suficientes datos para hacer valoraciones y darnos
cuenta que la red concertada, es decir, la de la educación privada
subvencionada con fondos públicos, ha llegado no sólo para quedarse, sino
también para crecer, amenazando la propia viabilidad de la escuela pública.


Andalucía no ha sido una excepción
, a pesar de que la importancia del peso de la población rural sirve para
maquillar el peso de la enseñanza privada en la Comunidad, esta no ha
dejado de crecer, aumentando su peso progresivamente, sobre todo en las
grandes ciudades, donde está conviviéndose en predominante, dejando a la
pública como mera subsidiaria de la misma. Los datos de Granada o Cádiz son
escandalosos donde la red concertada supera ya el 60 % del alumnado
matriculado en la enseñanza obligatoria, pero estas ciudades son solo la
avanzadilla de una tendencia que afecta a todas las grandes ciudades
andaluzas (la media en las capitales andaluzas ya es del 50% de alumnado
escolarizado en la privada concertada). La bajada de la natalidad ha
servido para privatizar, puesto que la renovación de todos los conciertos
(en 2017 se han renovado por otros 6 años gracias a la LOMCE) con los
centros privados ha supuesto el cierre de centenares de unidades cada año
en la red pública.


Incluso podríamos afirmar, contrariamente al discurso oficial de la Junta
de Andalucía de pretendida defensa de la escuela pública, que ha sido una
de las comunidades de España que ha puesto más interés en la consolidación
de esta red privada.


Significativamente la LEA (Ley de Educación Andaluza)
aprobada en 2007 naturaliza la escuela privada concertada y la pone al
mismo nivel que a la pública, al englobar jurídicamente las dos redes
-pública y privada-concertada- en un solo sistema, el sistema educativo público de Andalucía, así aparece en su artículo 3.3:



3.

El Sistema Educativo Público de Andalucía está compuesto por:


a) Los centros docentes públicos de titularidad de la Junta de
Andalucía. […]


c) Los centros docentes privados concertados […].



¿POR QUÉ CGT ENSEÑANZA ESTÁ EN CONTRA DE LA DOBLE RED?


Porque defendemos la educación universal y gratuita. Por eso CGT ha
reiterado la necesidad de la eliminación gradual de los conciertos
educativos. Sólo una escuela pública pensada entre todas y para todas sería
capaz de compensar la brecha social creciente y de aminorar la exclusión
del alumnado de entornos socioeconómicos más desfavorecidos.

Partiendo del último informe de Oportunidad Educativa publicado por la OCDE
(Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), se constata
que cada vez existe menos equidad educativa y señala que los niños y niñas
que provienen de entornos socio-económicos desfavorables tienen la vez más
dificultades de acceso a una vida digna. Incluso una de las organizaciones
responsables de políticas económicas antisociales, como es la OCDE, es
capaz de reconocer el papel vital de la educación en la lucha contra las
crecientes desigualdades sociales.

La existencia de conciertos educativos aleja aún más la educación de este
último objetivo, ya que se convierte en parte responsable del alto grado de
segregación escolar en Andalucía. Una segregación en base a la capacidad
económica de las familias, a su origen, a su religión o cultura. Según el I
Informe del Observatorio de Desigualdad de Andalucía el 90 % de los menores
de entre 11 y 16 años procedentes de familias con ingresos inferiores a
1100 euros ocupan plazas en las escuelas públicas, en cambio más del 50% de
los procedentes de hogares de rentas superiores a 2700 euros ocupan plazas
en centros concertados y privados.

Nos encontramos pues que la existencia de la red concertada, que
actualmente representa alrededor de un 50% de la escolarización de las
grandes ciudades y capitales andaluzas, favorece la estratificación social.
Si añadimos que somos un territorio señalado por varios estudios (PISA
entre ellos) de tener graves problemas como, por ejemplo, un elevadísimo
fracaso escolar, habría que plantearse seriamente la necesidad de dejar de
subvencionar privilegios (sin tener en cuenta el enorme despilfarro que
supone el duplicar los servicios educativos).


Este último informe pone de manifiesto además, en cuanto a la segregación
escolar, que la «libertad» de elección de centros, argumento utilizado por
entidades y partidos en defensa de los conciertos educativos, en realidad
ha significado la privación de libertades fundamentales como el derecho a
la educación o la igualdad de oportunidades.

COMO NOS AFECTAN LOS CONCIERTOS EDUCATIVOS.


SEGREGACIÓN DE ALUMNADO CON NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES. Presión de
escuelas concertadas para echar el alumnado con dificultades y
concentración de este perfil en centros de carácter público.


IMPACTO DESIGUAL DE LOS RECORTES. Ha sido la escuela pública andaluza quien
ha soportado los recortes provocados por la crisis económica en forma de
despido de miles de profesores y profesoras, y del resto de trabajadores y
trabajadoras, de reducción del presupuesto y, sobre todo, en forma de
cierre de centenares de unidades y centros enteros, mientras se han
renovado en su totalidad las unidades concertadas a la privada e incluso se
han incrementado. Para que nos hagamos una idea de la gravedad del problema
un dato: solo en el periodo de 2012 a 2016 se han cerrado 1302 unidades en
la escuela pública andaluza.


APLICACIÓN ARBITRARIA DE LA NORMATIVA DE RATIOS. Mantenimiento de líneas en
la concertada con ratios inferiores a la normativa pero cierre de líneas en
la pública bajo el mismo supuesto. En consecuencia se produce una
PRIVATIZACIÓN ENCUBIERTA, que genera un trasvase de alumnado de centros
públicos a concertados debido a la reducción de oferta pública y el
mantenimiento de la privada con subvenciones públicas.


AUSENCIA DE CONTROL SOBRE LOS CENTROS CONCERTADOS. A pesar de las
innumerables denuncias de familias por cobro de cuotas ilegales, de la
segregación del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo,
incluso ante los escándalos de abusos sexuales en algunos centros
concertados, nunca la Consejería ha investigado a fondo y retirado ningún
concierto. En los casos de discriminación de género del alumnado si que la
Consejería ha intentado suprimirles los conciertos pero los tribunales,
basándose en las leyes aprobadas, en su mayor parte, por el propio partido
que gobierna la Junta de Andalucía, se han encargado de mantenerselas.

.

DESDE CGT PROPONEMOS …


La SUPRESIÓN INMEDIATA de los conciertos educativos a centros privados
religiosos y elitistas que segregan por sexo que cobran cuotas ilegales o
que discriminan al alumnado con necesidades de apoyo educativo.


La NO RENOVACIÓN de conciertos de escuelas religiosas en beneficio de una
escuela laica.


La NO RENOVACIÓN de conciertos en zonas educativas donde la oferta pública
puede asumir la totalidad de la demanda.


La SUPRESIÓN PROGRESIVA de todos los conciertos educativos con posibilidad
de integrar en la red pública los centros y subrogar los trabajadores / as
que reúnan los requisitos para hacerlo.