CGT EXIGE LA REDUCCIÓN DE CONCIERTOS EDUCATIVOS CON CENTROS PRIVADOS

66

CGT CONVOCA LA MANIFESTACIÓN EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN PUBLICA QUE TENDRÁN LUGAR EL 17 DE DICIEMBRE EN SEVILLA, GRANADA Y LINARES.

CGT ha realizado un estudio que muestra el ahorro que supondría la reducción de las aulas concertadas redundantes en la ciudad de Cádiz

Los resultados del estudio realizado sobre la escolarización en infantil de 3 años en la ciudad de Cádiz muestran una evidencia, en Cádiz la educación pública ha pasado a ser subsidiaria de la concertada. A nivel de la educación infantil (de 3, 4 y 5 años) solo un 37,95 del alumnado de La Tacita de Plata está matriculado en la educación pública. La gran presencia de la privada concertada en la ciudad de Cádiz no es un hecho aislado en la provincia, en la que hay un total de 97 centros concertados. La mayoría de ellos en las grandes ciudades. Desde hace ya muchos años la escuela pública padece unilateralmente los efectos del descenso de la natalidad y de la crisis. El motivo central que argumenta la Administración para legitimar recortes o ajustes, eufemismo usado con demasiada frecuencia, es el descenso de la natalidad. Y efectivamente el número de nacidos en la provincia de Cádiz en 2013, años de nacimiento que se corresponde con los alumnos matriculados en el primer nivel de infantil, se redujo en 945 con respecto al año 2012. Pero el descenso de la natalidad no justifica por sí solo las cifras anteriores, ya que la reducción del alumnado y de líneas no afectó por igual a todos los centros sostenidos con fondos públicos, es decir, sólo ha habido recortes en la escuela pública, mientras que la concertada sigue gozando de buena salud.

El informe se ha centrado en el primer curso de la etapa de infantil ya que consideramos que es el curso clave para determinar la tendencia. La inmensa mayoría del alumnado matriculado en ese primer curso continúa en el mismo centro durante toda su vida educativa. El objetivo básico del informe es visibilizar redundancias en la oferta educativa. El porcentaje de alumnado matriculado en el primer nivel de infantil (3 años) en la ciudad de Cádiz queda reducido a solo el 35,73% y en la mayoría de los centros hay pupitres vacíos. En el proceso de escolarización de infantil de 3 años en la ciudad de Cádiz en la escuela pública han quedado vacantes 170 plazas. Así si se eliminan las aulas redundantes de la concertada se estima que se obtendría un ahorro de 262.136 euros. Por decirlo de otra manera, en La Tacita de Plata hay 170 pupitres que valen el doble. Un despilfarro inadmisible.

Por otra parte, si entramos a analizar las líneas perdidas en los centros públicos de la capital gaditana, hay que subrayar que, a día de hoy, el resultado de este largo proceso privatizador ha sido la pérdida de nueve unidades en los colegios públicos. Esto ha supuesto la pérdida de 225 plazas escolares. Aunque resulta más complejo calcular el ahorro derivado del aprovechamiento de las capacidades potenciales de los centros públicos debido al recorte de líneas en cursos pasados, estimamos que el ahorro ascendería a unos 42.588 euros.

Escapa a este informe el cálculo correspondiente a las unidades de los numerosos centros públicos cerrados, pero no podemos olvidar que desde finales de la década de los 90 se han cerrado en la ciudad de Cádiz seis colegios y un instituto. Si asumimos que por término medio cada colegio podría muy bien tener dos unidades, esto supondría 12 unidades de tres años eliminadas que sumadas a las anteriores hubiera hecho hoy día innecesaria la oferta de enseñanza concertada en nuestra ciudad.

Hay que tener en cuenta que el nivel analizado es infantil de 3 años, en buena lógica, si comenzamos a racionalizar desde los niveles más bajos el número de aulas susceptibles de no ser concertadas iría aumentando año tras año y, de la misma manera, el ahorro económico. Si el ahorro estimado al aplicarlo solo a este nivel asciende a 304.724 euros, la racionalización nivel de toda la etapa de infantil ascendería casi al millón de euros, para ser más exactos, 914.172 euros. A esto habría que sumar el ahorro de las familias que ya no estarían obligadas a los habituales cuotas “voluntarias” de los centros concertados.

Por todo ello, CGT convoca para el próximo sábado día 17 una manifestación en Sevilla, Granada y Linares en defensa de la educación pública e invita a toda la ciudadanía a participar en esta defensa de lo público.