CGT DENUNCIA LA PRESENCIA DE AMIANTO EN LOS TECHOS DE DOS COLEGIOS DE ROTA

89

Ante las noticias publicadas sobre la reunión que ha tenido lugar este pasado lunes y que ha contado con la presencia del alcalde don Javier Arana, de tres delegados del ayuntamiento, de los directores de los dos colegios y de los representantes de las AMPAS, el sindicato CGT sigue reclamando que Inspección de Trabajo inste a la Consejería de Educación a llevar a cabo la eliminación de los techos de uralita situados en ambos colegios roteños.

El regidor afirma que dichos techos están en «correcto estado», que no perfecto, que «el amianto no es peligroso si no se manipula» y que se va a eliminar el abastecimiento de agua a través de los depósitos situados justo encima. Desde CGT nos preguntamos con qué tipo de revisiones técnicas se cuenta para dichas afirmaciones, máxime teniendo en cuenta las condiciones climáticas adversas de humedad y viento que incrementan en nuestra localidad el desgaste y deterioro de los materiales expuestos a la intemperie. Al mismo tiempo cuestionamos la «no manipulación», puesto que es relativamente frecuente que una pelota llegue al tejado de cualquier centro educativo durante un partido de fútbol a la hora del recreo, o que se desprendan ramas de árboles cuando sopla viento fuerte, y esto contribuye al deterioro progresivo de las láminas de uralita.

Queremos recordar que desde 1977 la IARC (Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer) dependiente de la OMS reconocía que «En los seres humanos, la exposición ocupacional a todos los tipos de amianto se ha traducido en una alta incidencia de cáncer de pulmón y mesoteliomas». E, igualmente, «un exceso de riesgo de cáncer del tracto gastrointestinal y de laringe han sido comprobados». Además, sigue diciendo que «la población en general también puede estar expuesta a fibras de amianto en el aire libre, bebidas, agua potable, alimentos, preparaciones farmacéuticas y dentales y de otros productos que contienen amianto».

Por todo esto, pedimos al alcalde que no trivialice con algo tan serio como la salud de los más pequeños, ni con la del profesorado, ni con la de la comunidad educativa, ni con la del pueblo de Rota en general.

¿Cómo se enferma con amianto?

Lo que enferma son la pequeñísimas fibras invisibles que se van desprendiendo del material, que muchas si las respiramos van a los pulmones o a la pleura.

No hay dosis mínima: «no existen pruebas teóricasde que exista un límite de exposición por debajo del cual no haya riesgo de desarrollar un cáncer”. (Parlamento Europeo Resolución de 13 de mayo de 2013)

“Todas las formas y tamaños de las fibras de amianto son cancerígenas para los humanos” (Kurt Straif, IARC-OMS).

“No hay ninguna exposición al Amianto, por pequeña que sea, que pueda considerarse segura” (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo de España)

El mesotelioma o cáncer de pleura

Es una enfermedad que solo la produce el amianto. Para contraerlo bastan exposiciones a dosis pequeñas. Se manifiesta entre 30 o 40 años después de la exposición inicial y es de difícil curación.