CGT denuncia a la Delegación Territorial de Educación de Sevilla ante Inspección de Trabajo por no retirar el amianto de los centros educativos.

84

Decenas de centros ven cómo pasa el tiempo y la Administración no cumple sus propios planes de retirada.

Tras años de denuncias de la CGT sobre la presencia de fibrocemento en centros educativos de toda Andalucía, la Consejería de Educación se vio obligada a firmar el Acuerdo de 5 de julio de 2016, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba la planificación de la retirada progresiva del amianto en las infraestructuras públicas educativas.

El plan abarca de 2016 al 31 de diciembre de 2022, con un presupuesto total estimado en 60 millones
de euros. La normativa española ( Orden de 31 octubre de 1984, por la que se aprueba el reglamento sobre
trabajos con riesgo de amianto
) y la europea ( Resolución del Parlamento Europeo, de 14 de marzo de 2013, sobre los riesgos para la salud en el lugar de trabajo relacionados con el amianto y perspectivas de eliminación de todo el amianto existente ) llevaba muchos años alertando del peligro de la presencia de este material. Una vez firmado el Acuerdo, parecía que no había vuelta atrás y que la Consejería asumiría su responsabilidad. La realidad, no obstante, se ha encargado de desmentirlo. El verano de 2018 (época idónea para estos trabajos por no ser periodo lectivo) solo se retiró en 5 de los 26 centros previstos en la Fase III del Plan de amianto en la provincia de Sevilla. A
esto hay que sumar algunos centros cuya retirada estaba prevista en la Fase II y que no se realizó o se llevó a cabo de forma incompleta (IES IBN JALDÚN e IES CANTELY de Dos Hermanas). La preocupación de la Delegación Territorial de Educación por la salud laboral de su plantilla y del alumnado es, como poco, dudosa.

CGT ha denunciado a la Administración por su inacción y dejación de funciones. La Delegación es conocedora de la presencia de amianto en estos centros desde enero de 2017 (CEIP CAPITÁN GENERAL JULIO COLOMA de Sevilla),
febrero (CEIP FERNANDO FELIÚ de Gerena), marzo (CEIP FÉLIX RODRÍGUEZ DE LA FUENTE de Los Palacios), abril (IES EL FONTANAL de Lebrija e IES CIUDAD DE LAS CABEZAS de Las Cabezas), diciembre (CEIP VALDÉS LEAL de Sevilla) y así hasta una treintena. Especialmente llamativos son los casos del IES EL FONTANAL de Lebrija (el de más cantidad de la provincia, aprox. 3.000 m2), el CEIP FERNANDO FELIÚ de Gerena (aprox.1.300 m2, a medias, tras la primera fase realizada, y con graves y múltiples deficiencias) o el CEIP JULIO COLOMA de Sevilla (el de más cantidad de la capital: aprox. 600 m2).

Desde CGT nos parece inadmisible que no se haya acometido la retirada en los plazos fijados, habiendo partidas destinadas exclusivamente para esos fines. Resultan sangrantes los retrasos en un asunto tan delicado. Nuestra organización seguirá velando por la defensa de la salud laboral de docentes y personal de administración y servicios y del alumnado. No descartamos emprender acciones legales al respecto.