Ante el asesinato de una niña gritemos ¡basta!

256

Se nos hiela el corazón. No hay palabras para describir esta nueva pesadilla. Dos muchachas muy jóvenes asesinadas por sendos hombres jóvenes en el espacio de una semana.

Otra vez el bucle de pesadilla: se podría escribir el mismo texto que hace unos días. Dos muchachas muy jóvenes asesinadas por sendos hombres jóvenes: uno su pareja, el otro, no.

14 años. Esa es la edad de la joven asesinada el martes por la tarde en Alcalá la Real (Jaén). Una vida truncada en un instante, dolor y desolación. Y todavía se duda de la existencia de la violencia machista.

El patriarcado golpea de nuevo. No da tregua, por más que la ultraderecha maquille y disfrace su existencia. Llamemos a las cosas por su nombre: ASESINATO. MACHISMO. PATRIARCADO.

Ante el avance del negacionismo de la violencia machista entre los jóvenes, no podemos, NO DEBEMOS escondernos, sino alzar nuestra VOZ.

¿Qué podemos hacer ante estos hechos? ¿Cómo es posible que un hombre tan joven asesine brutalmente a una muchacha más joven aún?

Nos queda la educación: como docentes tenemos una tarea ingente para contrarrestar la ignorancia y las mentiras. Aunque algunas mentes retrógradas se empeñen en hacer desaparecer de la escuela la educación afectivo-sexual, debemos luchar para que no se pierda. Qué necesario es orientar a la adolescencia y juventud en un océano virtual de violencia, pornografía y realidades paralelas, preparar desde la infancia, ofrecer visiones alternativas y reales para que la convivencia en nuestra sociedad no sea un escenario de dominio y muerte.

Con una pena profunda por la muerte de esta joven, por tantas muertes, pero con el convencimiento de que otro mundo sin patriarcado y violencia es posible, gritemos ¡basta de asesinatos machistas!