Anoche cuando dormía

718
Anoche cuando dormía
soñé —¡bendita ilusión!—
que un Consejero huía.
¿Más señas? De Educación.
Di: ¿por qué del baloncesto
viniste a parar aquí,
si te movía solamente
el interés mercantil?
Anoche cuando dormía
soñé —¡bendita ilusión!—:
político dimitía
por su pésima gestión;
y las verdosas mareas
iban de celebración,
con las pancartas y cánticos
en gran manifestación.
Anoche cuando dormía
soñé —¡bendita ilusión!—
que usted había hecho mejoras
en la escolarización.
Y las familias podían
sus hijos matricular,
en centros cien por cien públicos
sin caer una unidad.
Anoche cuando dormía
soñé —¡bendita ilusión!—
que nunca fue Consejero,
que todo fue una invención.