Andalucía necesita 5000 docentes más para atender al alumnado NEAE

326

CGT Almería denuncia la falta de aproximadamente 5000 maestras/os especialistas en Pedagogía Terapéutica (1800) y en Audición y Lenguaje (3200) en Andalucía para garantizar una atención de calidad al alumnado NEAE con todos los medios y recursos.

En la mañana de ayer registramos en la Delegación de Educación de Almería una solicitud dirigida al delegado para que aumente la dotación de especialistas que den repuesta al alumnado NEAE.

Los centros educativos almerienses se encuentran con graves dificultades para dar respuesta a este alumnado que además, en muchos casos, es migrante y no habla español. Nos resulta llamativo el caso del CEIP Torremar de Retamar (60 menores diagnosticados), el CEIP Cabo de Gata o los innumerables centros del levante y poniente almeriense con plantillas insuficientes para atender las necesidades educativas de dichos estudiantes.

Ponemos como ejemplo al alumnado con TEA que tiene una serie de necesidades específicas en las distintas etapas educativas. Autismo España apuesta por la inclusión educativa del colectivo, pero esta inclusión solo será posible si se garantiza tanto la formación y capacitación de los profesionales educativos en la especificidad del TEA como los apoyos y recursos específicos que permitan promover una educación especializada, inclusiva y de calidad para ese alumnado.

La situación en la que se encuentra la atención de las NEAE por parte de maestras/os especialistas en Pedagogía Terapéutica y de maestras/os en Audición y Lenguaje es de la más absoluta precariedad y no responde de ninguna de las maneras a la escuela inclusiva que atiende a la diversidad y no deja a nadie atrás.

La realidad que nos encontramos en los centros educativos es sangrante. Ratios imposibles de más de 30, 40 y hasta 60 alumnas y alumnos para ser atendidos por especialistas de Pedagogía Terapéutica y en Audición y Lenguaje, lo que evidentemente hace imposible, por mucha profesionalidad que pongan tales docentes, ofrecer una atención digna y de calidad. La atención al alumnado no se garantiza por parte de los centros, o en su caso es insuficiente. Un/a PT tiende a cubrir las guardias del profesorado ausente y el alumnado sufre las consecuencias.

A esta atención precaria, resultado de las políticas de abandono al alumnado NEAE de la Consejería de Educación, hay que sumarle: la carencia de medios para desarrollar la labor profesional de las PT/AL, la falta —en muchas ocasiones— de espacios físicos donde llevar a cabo su trabajo con el alumnado, la figura del profesional de PT/AL compartido con otros centros o itinerante entre distintos municipios.

Para colmo, desde la Administración educativa no dejan de marear la perdiz en cuanto a las medidas de atención a la diversidad, tratando de legislar a golpe de instrucciones y circulares totalmente ambiguas y de difícil aplicación en la práctica por parte de los centros y del personal: medidas que están lejos de lograr una escuela realmente inclusiva.

El alumnado NEAE ha sido, sin duda, el más golpeado durante estos últimos tiempos de pandemia. Históricamente, las partidas presupuestarias para su atención han sido exiguas e insuficientes. Esto se traduce en una atención precaria que vulnera el derecho a una Educación que cuente con todos los recursos y personal suficiente y que garantice una verdadera equidad en el acceso y permanencia en el sistema educativo. Según nuestra legislación, las Administraciones Públicas son las que han de garantizar la dotación de dichos recursos, aunque el Gobierno andaluz se salte la normativa a la torera.

Por todo ello, CGT exige a la Consejería de Educación el aumento de todo el personal de PT y AL que sea necesario para atender al alumnado NEAE.