6 de febrero: Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

601

NACISTE MUJER PARA SER LIBRE

Naciste mujer, para ser libre,
La naturaleza te dio tu poder.
La fuerza de la vida escondida en tu cuerpo
Esperando el momento de florecer luminosa
Y abrirse al amanecer de tu vida completa.
Grutas maravillosas, pliegues espléndidos,
Semillas ocultas y ardientes deseos.
Y tú no sabías nada…
Todo estaba ahí, esperando el momento
De despertar del letargo
De abrir los caminos de fuego y de sol.
Pero no hubo tiempo de aprender, ni de conocer.
Brillos oxidados, voces maternales, brazos protectores
(Inesperados verdugos), sujetaron tu cuerpo
Segaron tus flores, desbordaron tus ríos,
Tiñendo de púrpura tus esperanzas desconocidas,
Bordando en tus carnes torpes dibujos
Apresando tu esencia sin remordimientos ni atenciones.
Ellas, fueron ellas, las que en otro tiempo sufrieron,
Las que secaron sus jardines y lloraron de dolor,
Las que te sujetan y te rajan, te cosen y te tocan
Sin ningún pudor.

Y quedarás herida y marcada por absurdas tradiciones,
Alimentadas por misóginos miedos ancestrales.
Y morirás, o vivirás, y no añorarás lo que no has conocido.
¡Qué alivio para el soberbio varón y las orgullosas hembras de tu aldea!
Y proseguirás tu camino, con sufrimientos terribles,
Y si sobrevives, te llegará el momento,
Ese del olvido y la tolerancia
Que empuja a las mujeres, alentadas por ciegas creencias varoniles,
(Mujeres tristes sin conciencia y sin placer),
A repetir el inhumano sacrificio.
Arrancando flores,
Mutilando mariposas,
Inmolando la belleza que espanta
A irracionales seres sin escrúpulos.
Truncando vidas y sueños
Escritos desde siempre en un cuerpo de mujer.

Desde la Secretaría de la Mujer de FASE, recordamos que el próximo 6 de febrero es el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina.

En estos tiempos de crisis sanitaria, no debemos olvidar la existencia de esta forma de violencia hacia las mujeres y niñas que también se da en nuestro país. Se calcula que en España hay unas 18000 niñas en riesgo de sufrir mutilación genital. Un delito que en nuestro país es castigado con entre 6 y 12 años de cárcel para quien la practique y, además, puede acarrear la pérdida de la custodia de la niña, aunque la mutilación se haya producido en otro país.

La Organización Mundial de la Salud define la mutilación genital femenina (MGF) como «todos los procedimientos consistentes en alterar o dañar los órganos genitales femeninos por razones que nada tienen que ver con decisiones médicas, y es reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas». Asimismo añade que dicha práctica «refleja una desigualdad entre los sexos muy arraigada, y constituye una forma extrema de discriminación contra mujeres y niñas. La práctica viola sus derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, el derecho a no ser sometidas a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte».

Naciones Unidas considera la MGF una violación de los derechos humanos, una forma de violencia contra la mujer y una discriminación por razón de género porque es un acto que se ejerce contra mujeres y niñas por el hecho de serlo.

Desde el 2012, todos los 6 de febrero, se conmemora el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina conforme a la aprobación de la Asamblea General de Naciones Unidas para exhortar a los Estados, la sociedad civil y todas las partes implicadas a intensificar los esfuerzos para eliminar esta práctica en el mundo.

Razones religiosas, patriarcales. Dominación del varón sobre la hembra y la descendencia. Honra, honor. A lo largo de la historia, en diferentes culturas y de múltiples maneras, se puede hacer recuento de torturas y castigos infligidos a las mujeres para anular su sexualidad, y preservar el poder del varón en las sociedades patriarcales.

Trabajemos en las aulas para concienciar y dar a conocer esta terrible práctica. Concienciemos para erradicar la violencia y la injusticia, para construir el camino hacia la igualdad entre hombres y mujeres, y de esta manera alcanzar el entendimiento entre los seres humanos.

Proponemos el visionado de dos cortos:

Es muy recomendable ver la película Flor del desierto, basada en la historia real de Waris Dirie, modelo somalí que sufrió la ablación genital cuando era una niña, y que se convirtió en embajadora especial de la ONU contra la mutilación genital femenina.

Otra propuesta para trabajar en el aula: una actividad de UNICEF.